Pensamientos positivos para la salud

pensamientosexitomotivacion1

Los pensamientos positivos hacen tanto bien al organismo que en para muchas personas puede resultar algo difícil de creer. Y es que mantener un enfoque optimista hacía la vida y los retos que nos presenta no solo evita exceso de tensión y estrés, sino también facilita enormemente el enfrentar el día a día y los retos o problemas que se nos presentan.

Al mantener una actitud positiva los niveles de estrés y tensión se mantienen bajos, lo que de entrada resulta benéfico para nuestro sistema circulatorio, para nuestro corazón y la presión arterial, y ya sabemos lo que eso representa para nuestra salud.

Los pensamientos positivos  también nos ayudan a tener la mente despejada para pensar mejor y encontrar mejores respuestas y soluciones a los retos que enfrentamos todos los días en nuestra rutina laboral, las labores domesticas y el tiempo libre. Por el contrario los pensamientos negativos y el coraje nublan la razón, generan condiciones donde difícilmente encontraremos las mejores soluciones y nos puede provocar graves problemas de salud.

Dependiendo de cada persona el proceso para instalar pensamientos positivos en nuestra mente de forma permanente puede resultar fácil o “casi imposible”. La paciencia, la tolerancia, el aprender a dejar los problemas del trabajo en el trabajo y los problemas del pasado en el pasado pueden ser un buen inicio. Pensar positivo no se trata simplemente de ir por la vida con una sonrisa, pero hacerlo es un buen inicio y es contagioso, verás que al cruzarte por la calle con alguien que trae la cara larga a causa de sus problemas podrás contagiarle esa sonrisa y cuando menos liberarlo de unos segundos de tensión y estrés.